Loading...

Una historia realmente sorprendente. Esta chica pasó por muchas cosas y no solo la afecto a ella, también condiciono la vida de su futura familia.

VIRAL 5080 Visitas

 

Corría el año 2001 cuando una explosión de gas quemó toda su casa. Su hermano estaba con ella, y milagrosamente ambos sobrevivieron.

Pasaron un tiempo en el hospital hasta que pudieron ser dados de alta, pero las secuelas de este incidente les perseguirán toda la vida. Y no solo por tener la mayor parte de su piel quemada, con cicatrices que nunca terminarían de cerrar. Lo peor que a Andrea le dijeron que en caso de quedarse embarazada, no podría tener hijos.

Compartir
Loading...

Comentarios